luis aura  •  poemas o menos

acuática

Para ti,
que vienes del mar y la mañana.
Para ti, Alejandra,
este libro de amor y agua.

de camino y desvariando
por el sendero muerto
de cocodrilos laterales

acuática te extraño

y me enredo
con la misma toalla
que mojabas en el baño

acuática te extraño

y recuerdo
tus aletas y tu línea delfinaria
seduciéndome

acuática te extraño

y me encuentro
tan árido y tan solo
y te extraño

acuática te extraño

en qué mares estarás ahora olvidándome?
ten cuidado de las redes
y de aquellos hombres
que se dicen pescadores

acuática te extraño

y me ahogo
en este vaso cristalino
de agua mineral y celo masculino


Acuática

Como eres acuática
debes regresar al mar
de cuando en cuando.

Para remojar el alma
en las olas que salpican
sol contra los acantilados.

Regresar es la partida,
el abandono, la despedida
de alguien en algún lado.

Ahora es la hora de la huida.
La hora libre de todo horario.
Cualquier día es cuadrado
en la geometría del calendario.

Debes regresar al mar.
Para organizar de nuevo
a las sirenas milenarias.
Para recuperar el reino
submarino de tu especie.
Para olvidar el cansancio
acumulado aquí en la tierra.

Debes regresar al mar,
te recuerdo otra vez.
Y cuando la hora llegue,
cuando al final lo hagas,
morirán de sed mi alma
y mi corazón de barro.

Como eres acuática
sabes que el cielo azul
y el amor sin fin existen.
Los has visto repartidos
en siete mares verdes,
en siete costas verdes,
en siete países verdes.
(En el más alto de todos
estos lugares verdes
yo te espero)

Como eres acuática
y yo tres veces terrestre,
sabes que necesitas
regresar al mar
de cuando en cuando:
para regresar a mí
de cuando en cuando.