luis aura  •  poemas o menos

Corazón cobarde

Abril, 1994

Noche negra como el alma mía,
mensajera fiel de los infelices,
ve y dile que la quiero todavía,
que sin ella los días son grises.

Viento de mil voces y suspiros lleno,
trovador silbante de sonetos tristes,
ve y dile que la extraño día a día,
que me estoy muriendo de melancolía.

Corazón cobarde no te ocultes más,
ya no pidas que por ti hablen los demás,
ve y dile que la quieres, que la quieres más
que cuando la dejaste, hace tiempo atrás.


Your immortal

No hay finales felices
cuando lo que termina
te quema el corazón.

Seguirás siendo en mi vida
llama de sangre encendida.
Inmortal desvío de la razón.

Me dueles en todo el cuerpo
porque no eres capaz de ver.
Mi alma herida te necesita.

Tienes todo de mí, todavía,
y otra vez todo te lo daría,
por repetir esta historia,

por engañar a la memoria,
y volver a ser algun día
lo que llegamos a ser.


Aún después

No me preguntes cómo pasa el tiempo
porque ahora siento que no pasa.
Este dolor es una pausa imposible,
no tengo ganas de vivir ni de morirme.

Yo no puedo ir más allá de mi corazón,
quiero decir que no puedo escaparme.
Una palabra tuya bastaría para salvarme,
para frenar la oscura tortura de la razón.

Aún después sólo queda el amor sin fin.
Todavía quedo yo, casi igual, pero sin ti.
Un puente tendido hacia el abismo.

Nunca nada volverá a ser lo mismo.
No me preguntes cómo el tiempo pasa.
La sed es peor cuando ves correr el agua.