luis aura  •  poemas o menos

Luciérnaga

Soy feliz

Dejo que los colores
de tu amor
me asalten
me iluminen

Ahora en la oscuridad
brillo por tu ausencia

Soy una lámpara de noche
Un insecto fosforescente

Es tu luz la que me envuelve
la que me acecha

La soledad escucha
La muerte me persigue

Ninguna de las dos
pueden apagarme


Otra paloma violeta

Para Alejandro Aura

De Teloloapan a Alcoy,
de Coyoacán hasta Alicante.
Más poeta que cantante,
el Hijo del Cuervo no soy.

Podría visitar el parque
de la paloma violeta.
Los mutantes en la glorieta
no pagamos embarque.

Asombro y curiosidad
por los abuelos de mi sangre,
ni guerra ni hambre
los partieron por la mitad.

Sin embargo, nace un asesino
entre palomas blancas.
Un criminal junto a una santa,
un suicida azul marino.

Tengo un alacrán en la garganta
y a España en el corazón.
El primero envenena mi perdón,
la segunda sólo canta.